8 enero, 2019 tecnoempresa

Cómo convertirse en una empresa Data-Driven. 5 tips imprescindibles que te llevarán al éxito seguro

Tener datos, grandes cantidades de datos, no convertirá de la noche a la mañana a su empresa en una compañía inteligente o lo que es lo mismo: Data-Driven.

Lograr que una organización tome sus decisiones basadas en el análisis de datos con el claro objetivo de entender mejor a sus clientes y los consumidores, siendo éstos, además, el epicentro de los procesos no es nada sencillo, pero tampoco imposible.

De hecho, los datos en sí mismos no valen nada porque convertirlos en valor o lo que es lo mismo: en conocimiento para la acción, es hoy lo que marca la diferencia y lo que lleva a conseguir una clara ventaja competitiva.

Si a esto le añade las posibilidades que ofrece la tecnología cognitiva podrá, incluso, ser capaz de predecir el futuro y detectar nuevas oportunidades que mejoren la cuenta de resultados.

Pero… mejor comencemos por el principio.

Abraza el modelo SMART

Muchas compañías a menudo no se preguntan cuáles son sus necesidades de información estratégica. Así lo más conveniente, antes de nada, es evaluar de dónde se parte respondiendo preguntas del tipo:

  • ¿Su empresa posee o tiene acceso a muchos datos?
  • ¿Se almacenan digitalmente y están preparados para el análisis?

Los datos en sí mismos no valen nada porque convertirlos en valor o lo que es lo mismo: en conocimiento para la acción, es hoy lo que marca la diferencia Clic para tuitear

Alejarse del bombo y el ruido que hay entorno a los datos en la actualidad es cuanto menos complejo y para ello, primero hay que tener claro cuál es la meta que se persigue.

Una vez resueltas estas cuestiones Bernard Marr, prestigioso autor y conferenciante sobre el impacto del Big Data en las empresas, puso hace unos años en relieve el llamado Modelo SMART cómo la guía que puede servir a las compañías para no ahogarse en el océano de los datos.

Céntrate en la estrategia

La clave para ser una empresa Data-Driven es comenzar por los objetivos empresariales y lo que se quiere lograr para después continuar con las iniciales de este modelo:

  • S: Estrategia
  • M: Medición
  • A: Análisis
  • R: Comunicar Resultados
  • T: Transformar

Marr señala que no es necesario recopilarlo todo o tener la base de datos más grande y compleja, sino que a menudo en lo pequeño está la excelencia.

Tener claro desde el principio lo que se quiere lograr y cuáles son los objetivos estratégicos en cada área clave de su empresa, está ya en el ADN de cualquier Data-Driven Company. «Hacer lo contrario le llevará a perderse en un laberinto imposible de opciones»

Elige una buena infrastructura de almacenamiento y procesado

Es igualmente importante contar con una buena infraestructura de procesado y almacenamiento de datos. Hoy en las compañías llamadas inteligentes lo que predomina son arquitecturas on-premise (en el 50% de los casos) con fuerte presencia de cloud, aunque todavía lo usan el 15% de las compañías. (Informe ESADE 2018 sobre la Adopción e Impacto del Big Data y Advanced Analytics en España)

Las on-premise corresponden a aquellas infraestructuras donde las bases de datos y las herramientas para su explotación residen en servidores internos de las organizaciones, siendo solo el 25 de la compañías que apuestan por arquitecturas propias de Big Data como Spark o Hadoop, «porque la mayor parte del pastel se lo lleva en este ámbito modelos tradicionales de Business Intelligence».

Sin embargo, el coste de esta opción ha hecho que muchas organizaciones apuesten por los esquemas híbridos, el 35 por ciento.

Lo fundamental, en cualquier caso, es que la tecnología que se emplee sea abierta, flexible, escalable y orientada a la movilidad.

Identifica los datos útiles y vela sobre todo por su veracidad

Una de las principales dificultades con las que se topan las empresas que se plantean ser Data-Driven es qué tipo de datos utilizar. Ante la inmensa cantidad y variedad de datos existente, la pregunta más común es ¿con cuál me quedo?

A priori lo sensato es seleccionar aquellos que den respuestas claras a su estrategia, identificando los llamados Indicadores Claves del Rendimiento (KPIs) pero antes es crucial saber cómo son fiables y confiables son tus datos y por tanto saber cómo son de veraces.

Hablamos del Data Quality, o la calidad del dato. Recuerde que si maneja datos imprecisos la información de valor que extraiga de los mismos será igualmente también imprecisa, lo que le llevará necesariamente a tomar el camino equivocado.

Velar, por tanto, porque la información no esté duplicada o sea correcta mejorará su tasa de éxito en las acciones que acometa en el futuro.

Por ejemplo, se estima que el 25% de los datos de las empresas podrían ser falsos, señalando a aquellos que están incorrectos, desactualizados, duplicados o incompletos.

Esforzarse por establecer políticas de control y limpiado para garantizar la precisión, seguridad y validez de los datos le llevará por el sendero adecuado. Clic para tuitear

Esforzarse por establecer políticas de control y limpiado para garantizar la precisión, seguridad y validez de los datos le llevará por el sendero adecuado.

Incorpora nuevo talento

Cuando se habla de que una compañía gire entorno a los datos supone no solo hacerse con la tecnología adecuada, sino que implica todo un cambio de paradigma donde la transformación también se deja sentir en los empleados que deben entender y asumir el valor de la información como activo estratégico para mejorar el rendimiento de la compañía, e incluso el de ellos mismos.

Como regla común en una compañía verdaderamente Data-Driven los datos deben estar al alcance de cualquier miembro de la misma, lo que conlleva inevitablemente asumir nuevas competencias, incorporar nuevas áreas e incluso nuevos perfiles profesionales como el Chief Data Officer (CDO), cuya misión es liderar la gestión de datos y analítica asociada por el negocio.

O el Científico de datos (Data Scientists) que permiten extraer conocimiento e información valiosa de los datos y que cuenta con habilidades relacionadas con matemáticas, y estadística.

El talento hoy es un valor alza y la gestión del cambio asignatura fundamental para lograr los resultados esperados.

Hazte con las mejores herramientas estadísticas y de visualización

Aunque la clave de todo el proceso es que los datos deben convertirse en información, ésta carecerá de sentido si no se transforma en informes o visualizaciones que a golpe de vista muestren los puntos claves, siendo la llave para comunicarse adecuadamente tanto con los miembros de la organización como con terceros. El traspaso de información adquiere un papel relevante para la comprensión y saber, en definitiva qué hacer.

Esto implica apostar por herramientas de visualización de datos, infografías o paneles de control para la gestión, con el fin de mostrar mejor los resultados.

El objetivo no es otro que comunicar toda esa información de la forma más precisa y completa posible, siendo la tendencia usar herramientas de visualización cada vez más sencillas que no entorpezcan ni dificulten las acciones que deban acometerse.

La premisa es extraer y obtener el conocimiento adecuado para acometer acciones estratégicas que impulsen el rendimiento de las compañías.

Pero la máxima que conviene tener presente es que sin dato no hay información y sin ésta difícilmente se generará el ansiado conocimiento. Dejar a un lado a intuición y basar las acciones y decisiones que se tomen en evidencias, la mejor manera de lograrlo.

Nos vemos también por la red

SÍGUENOS!!

¿Quieres mantenerte siempre informado de nuestras últimas novedades?

 

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE LO MEJOR DE TECNOEMPRESA EN TU CORREO