3 diciembre, 2018 tecnoempresa

Gestión del conocimiento, that’s the question! (Sobre cómo aprovechar el capital intelectual de tu compañía)

¿Qué es lo que permite a una empresa resolver problemas y reforzar su ventaja competitiva frente a la competencia? La respuesta es muy sencilla y la tenemos en la gestión del conocimiento que dota de valor agregado a cualquier organización. Asegura el fomento de la innovación y la eficiencia a la vez que garantiza la mejora del rendimiento y el incremento de la productividad. ¿Pero gestionamos correctamente el conocimiento en el entorno empresarial?

Hoy el capital intelectual de las organizaciones cobra vital  importancia, ya que para lograr resultados conviene tener claro que éstos solo aparecen cuando se saben aprovechar el potencial de todos los empleados.

Definición y concepto de la gestión del conocimiento

La gestión del conocimiento es algo tan simple y complicado a la vez como delimitar cuáles son los procesos y herramientas necesarias para  transferir el saber y el conocimiento de una persona o personas a otras dentro de una misma organización.  Está, además, relacionada con el uso de la información estratégica para conseguir los objetivos del negocio.

Es como ya definió en 2004 Logan & Stokes “la creación del entorno social e infraestructura adecuada para que el conocimiento sea accedido, compartido y creado”. O lo que es lo mismo: el proceso de identificar, agrupar, ordenar y compartir de forma continua el conocimiento de todo tipo para satisfacer necesidades presentes y futuras al objeto de desarrollar nuevas oportunidades en la compañía.

El binomio ganador para una óptima gestión del conocimiento: información y habilidades

Para lograrlo hay que tener en cuenta que dos son los componentes que intervienen de forma activa en la gestión del conocimiento y a los que conviene prestar atención.

  1. La información, que debe ser accesible y tratada de forma adecuada para obtener todo aquel conocimiento necesario que ayude a saber lo que sucede dentro de la compañía y fuera, siendo la base para poder tomar las mejores decisiones.
  2. Habilidades, significa tener la capacidad de identificar aquel nuevo conocimiento necesario para sacar valor a la información de la que se dispone, pero también para acceder a ella.

Pero conviene tener claro que información y conocimiento son dos conceptos independientes. El primero es un conjunto de datos procesados que son útiles para tomar decisiones y el conocimiento no es más que la experiencia y know-how que es útil para la acción. El conocimiento, por tanto, es inteligencia, saber.

La tecnología también ayuda

La gestión del conocimiento trata de una nueva cultura que ayuda además a las empresas a gestionar los recursos humanos como el principal activo, para muchos la verdadera gestión del conocimiento se encuentra precisamente en ese binomio: información y gestión de recursos humanos, y siempre comporta valores tan importantes hoy en las compañías como la participación y la motivación.

La tecnología crea ya hoy las condiciones idóneas para una gestión del conocimiento vivo, permanentemente y actualizado Clic para tuitear

En este contexto, el avance de la tecnología crea ya hoy las condiciones idóneas para una gestión del conocimiento vivo,  permanentemente y actualizado, al facilitar estructuras y herramientas capaces de lograr que se comparta y se acceda de forma sencilla a la información, así como la  transferencia continua de la misma.

Se trata de hacer que la información sea asequible, renovable y utilizable en cualquier momento y lugar y por cualquiera de las personas de la organización.

Esto que parece muy sencillo no lo es sin el empleo de herramientas que ayuden a una adecuada gestión de la información. La gestión del conocimiento plantea cómo se organizan los flujos de información propiciando el intercambio y uso de conocimientos para incrementar la eficiencia.

Hablamos de tecnología que permita algo tan sencillo como una gestión óptima de documentos, que facilite la colaboración, acceso  o la  distribución de información entre los empleados, pero también el uso de aquella tecnología que ayude en el análisis y la interpretación de los datos , que son la unidad principal para activar en última instancia el conocimiento. No hay que olvidarlo.

Se trata de facilitar procesos con la tecnología adecuada  para que la gestión del conocimiento dentro de la empresa sea más sencilla, lo que le llevará a conseguir :

  • Mejorar la eficiencia y la productividad
  • Fomentar la innovación
  • Estandarizar procesos y acceso más rápido de la información
  • Tomar decisiones más acertadas

El conocimiento es valor y hay que trabajar en explotar el existente en las organizaciones de la mejor forma posible accediendo al mismo, difudiéndolo entre los miembros de la compañía, pero también renovándolo a través del aprendizaje constante. Es necesario que el conocimiento individual pase a ser colectivo para conseguir compañías verdaderamente inteligentes.

Ahora te toca a ti ¿qué entiendes por gestión del conocimiento en la empresa?

Si está interesados en el tema, envíanos un mail y añadiremos tus reflexiones a este artículo. Atrévete!

Nos vemos también por la red

SÍGUENOS!!

¿Quieres mantenerte siempre informado de nuestras últimas novedades?

 

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE LO MEJOR DE TECNOEMPRESA EN TU CORREO